MUJER Y MASONERÍA

Un Venerable Maestro del GODF (Gran Oriente de Francia) en España aseguraba hace poco, en unas declaraciones públicas, que la búsqueda de la Fraternidad es absolutamente incompatible con la ausencia de mixticidad en la Masonería. Y así es.

Lejos de ser un lugar exclusivo para hombres (algo que, por otra parte, no reviste ninguna lógica), las logias del GODF en general, y de la Logia Pitágoras de Málaga y del Triángulo Hércules de Ceuta en particular, se componen tanto de mujeres como de hombres con un claro compromiso con la evolución de la sociedad.

La presencia de la mujer en la masonería se remonta al siglo XVIII con un nombre propio: Miss Aldworth, considerada como una revolucionaria en la Irlanda de su época. Tras la prohibición papal de la Masonería, su padre, el Conde Doneraile, fundó una Logia en la casa familiar, ya que, como muchos masones en las sociedades católicas, debían constituirse y reunirse en secreto en domicilios particulares que se utilizaban como templos masónicos. Aldworth, que oía el transcurrir de toda la ceremonia desde una habitación contigua a la estancia donde se celebraba la tenida, se interesó vivamente por la forma de trabajar de los francmasones y de sus ideales. Así, y no sin alguna que otra controversia, en 1732 se convirtió en la primera mujer masona de la historia. El paso estaba dado. Mismos derechos, mismo deberes, mismos compromisos, misma búsqueda del progreso de la Humanidad: así se contempla en el Triángulo Hércules de Ceuta, como en el resto de Logias del Gran Oriente de Francia el trabajo de las Hermanas y de los Hermanos que integran la Francmasonería.

Libertad, Igualdad, Fraternidad

Bajo los principios de libertad, igualdad y fraternidad, se encuentra el papel del ser humano: libre, igual y fraternal. La mujer, tras siglos de represión y constante desigualdad, tiene la oportunidad de trabajar como obrera para recibir la Luz del Conocimiento, porque cada una de las mujeres que actualmente trabajan en el seno de la Masonería desempeña un papel importantísimo: sostener uno de los pilares del progreso en nuestra sociedad, trabajando del mismo modo que el hombre, con los mismos oficios y las mismas responsabilidades. Así, la francmasonería adogmática cuenta con Hermanas que son Venerables, Maestras, Compañeras o Aprendizas, de norte a sur y de este a oeste…y el Triángulo Hércules de Ceuta no podía ser menos.

La Francmasonería es, pues, el más vivo ejemplo de igualdad entre mujeres y hombres que, constantemente a lo largo de la historia, se han comprometido en seguir avanzando hacia el progreso de la humanidad, desde la unión y el apoyo mutuo y sin distinciones de ningún tipo.

Como afirma una francmasona del Triángulo Hércules de Ceuta: “Trabajamos para construir un mundo mejor y para ello contamos con mujeres y hombres que tengan como pretensión la mejora de la humanidad. Es muy probable -asegura-, y en el caso de las mujeres aún más, que acudan al tópico de decirnos que nos empeñamos en defender la utopía, cuando es precisamente la Utopía la que permite que las sociedades avancen en sus conquistas sociales”. El poeta francés Louis Aragón afirmaba en sus versos que la mujer era “el futuro del hombre”, y la célebre francmasona Louise Michel advertía de que de la lucha de las mujeres nacería un mundo nuevo.

Así pues, y bajo las premisas de Libertad, Igualdad y Fraternidad en el Triángulo Hércules de Ceuta, trabajan mujeres y hombres de distinta condición social pero con un mismo ideal: el progreso del género humano construyendo un mundo en el que, partiendo del propio crecimiento personal, eliminando las barreras y los prejuicios que injustamente segregan a los seres humanos.

Triángulo masónico

Para finalizar, recordamos que un Triángulo es una formación masónica que permite la reunión de Herman@s que todavía no pueden formar una Logia, y que vivan en un Oriente (ciudad) alejado de su logia madre (en este caso, Málaga). Esta estructura posibilita que se mantengan los lazos de solidaridad y apoyo mutuo entre l@s herman@s, al tiempo que también promoverá la extensión de la Masonería en Ceuta con el fin de formar una Logia.

Entrevista al Venerable Maestro de la Logia Pitágoras de Málaga (El Faro de Ceuta)

Luis Gámez Lomeña es Venerable Maestro de la Logia Pitágoras de Málaga del Gran Oriente de Francia (GODF). Visitó Ceuta el pasado 17 de noviembre para celebrar una Tenida con ocasión de la creación del Triángulo Hércules en nuestra Ciudad Autónomaa la que asistió un importante número de mason@s de toda Andalucía y Ceuta. El Faro estuvo ahí.

Preguntas  

 

-¿Usted es francmasón?

“Mis hermanos me reconocen como tal”, creo que esta es la mejor respuesta a su pregunta, tal y como viene recogido en los centenarios textos de la masonería. Yo soy francmasón en la medida en que me siento como tal, pero también porque mis iguales así lo consideran.

 

-¿Qué es la Masonería?

-La mejor definición de la Masonería viene recogida en la Constitución del Gran Oriente de Francia (GODF) que la define como “una institución esencialmente filantrópica, filosófica y progresiva, que tiene por objeto la búsqueda de la verdad, el estudio de la moral y la práctica de la solidaridad; trabaja por la mejora material y moral, el perfeccionamiento intelectual y social de la Humanidad. Tiene por principios la tolerancia mutua, el respeto a los demás y a sí mismo y la libertad absoluta de conciencia. Tiene por divisa Libertad, Igualdad y Fraternidad. Da una importancia fundamental a la laicidad”. Así es la masonería, y a eso nos atenemos las mujeres y hombres que la integramos.

-Alude al Gran Oriente de Francia..

-El Gran Oriente de Francia es una obediencia masónica adogmática que tiene ya 300 años de historia, cuyos miembros fundadores alumbraron la revolución francesa. Al GODF están federadas unas 1.400 logias en todo el mundo, con alrededor de 55.000 miembros. Desde su creación, y a grandes rasgos, es preciso reseñar que el trabajo del GODF se ha encaminado en el combate por la justicia, la dignidad, el progreso social y científico, la laicidad y la emancipación del género humano.

 

-¿Cuál es el funcionamiento interno de una logia?

-Aquí prevalece la democracia en estado puro. Por ejemplo, la presidencia de cualquier logia (a la que también llamamos Taller) es la consecuencia de la democrática elección llevada a cabo por todas las mujeres y hombres que integran esa logia. Aquí, un hombre o una mujer equivale a un voto.

 

-En el imaginario popular la masonería aparece como una sociedad secreta…

-La masonería, o francmasonería que es lo mismo, no es una organización secreta, es discreta. Como es fácilmente comprensible, si fuésemos “secretos” usted no podría estar entrevistándome ahora, ni haríamos públicas nuestras informaciones. En cuanto a lo de “discreta”, quiero matizar que esa discreción viene motivada por nuestra forma de trabajar. La otra razón es la persecución de la que los masones siempre han sido objeto y que tantas vidas y penurias nos ha costado. Tener el librepensamiento por bandera y rechazar los dogmas, anteponiendo siempre la razón, suele tener estas duras consecuencias antes y ahora…y a pesar de todo, seguimos trabajando por un mañana en el que se destierren esa circunstancias.

 

-¿Cómo trabajan, pues, los masones?

En la Masonería, nuestros trabajos en basan en rituales, en símbolos y herramientas (escuadra y compásson quizás las más conocidas) que tienen un significado filosófico concreto en el seno de la masonería, pero ninguno en el mundo profano.

 

-¿Símbolos y herramientas, por qué?

No podemos obviar que la Masonería desciende directamente de los constructores de templos sagrados. Por ello, se utilizan símbolos que se utilizaba para la talla de piedras y la construcción de catedrales. Es común, cuando se habla de masonería, aludir al compás, a la plomada, a la escuadra, al martillo o al cincel. Estos símbolos tienen todos una función concreta en nuestros ritos, pero siempre son un modo para llevar a cabo un razonamiento o una exposición, nunca un fin en sí mismo. No se pude confundir el uso de símbolos, o simbología que se utiliza en el GODF, con la simbolatría de adorar al símbolo por el símbolo, algo propio de las creencias dogmáticas.

Alude a los ritos…¿No tiene esto un tinte iniciático?

La masonería, en sí misma, es iniciática. El rito cubre las necesidades espirituales del hombre actual, sin necesidad de acudir a ningún tipo de dogma. Solemos referirnos a la espiritualidad masónica como cimiento esencial que funda la especificidad y acción de los francmasones, en nuestra doble búsqueda iniciática: la íntima y personal y la apertura hacia el otro, en ese proceso de construcción personal y social en que se implica la Masonería. Se trata de una espiritualidad laica, pautada por el rito y vehiculada por éste hacia el exterior de la logia: “nuestros hermanos y hermanas no aspiran al reposo; prometen continuar, fuera del Templo, la obra masónica”. Espiritualidad que, indefectiblemente, ha de concretarse en el compromiso con una Humanidad más feliz y luminosa.

 

¿Qué es un Triángulo masónico?

-Es una estructura masónica en la que se reúnen un mínimo de tres hermanas y hermanos que se encuentran lejos de su logia madre. Pero, además de celebrar reuniones, promueven la extensión de la Masonería en el Oriente en el que está implantado el Triángulo con el fin de formar una Logia. Es lo que está ocurriendo en Ceuta, donde varios hermanos y hermanas están trabajando mucho y bien con el fin de implantar en breve la Logia Hércules del GODF.

 

¿Cómo valora entonces el estado la masonería en Ceuta?

-Puedo decir con orgullo que la Francmasonería en Ceuta es una luz cargada de pasado, presente y futuro. El pasado 17 de noviembre celebramos una tenida en esta ciudad autónoma, y hemos podido comprobar el empuje que nuestros hermanos y hermanas están dándole al proyecto. No nos cabe ninguna duda de que el Triángulo Hércules recibe la luz de aquellos masones que, trágicamente, fueron asesinados nada más empezar la guerra civil. El Hermano Antonio López Sánchez-Prados es el más conocido, pero desgraciadamente no fue el único. Pues esa luz, que a pesar de los pesares, ha podido atravesar décadas de olvido y de represión, es la que hará brillar la Logia Hércules del GODF en Ceuta.

 

-¿Cómo vive este resurgir de la Masonería ceutí?

-Con mucha ilusión, como no puede ser de otra forma. Esta ciudad ha tenido una enorme tradición masónica, como bien explica en su magnífico libro (MASONERÍA EN CEUTA. Origen, guerra civil y represión 1821-1936) el historiador ceutí, Francisco Sánchez Montoya, obra que por otro lado est

á llamada a ser un referente para los estudiosos de la Masonería. Además, cuando “levante columnas” la Logia Hércules, se dará el hecho histórico que será la primera vez que una logia del GODF vea la luz en Ceuta. Así, este resurgir de la Masonería ceutí sólo puede ser celebrada como lo que es, como una transmisión de los trabajos de los viejos masones que operaron en esta ciudad y como un avance de la razón frente a un oscurantismo cada vez más palmario.

 

¿Cualquiera puede ser masón?

-Puede ser francmasón o francmasona cualquiera que reúna “los requisitos de ser libre y de buenas costumbres”, como viene transcrito en los textos masónicos. Dicho de otra forma, en la Masonería puede ingresar cualquiera que no tenga servidumbres de pensamiento, que demuestre tener inquietudes sociales o una alta formación moral, pero que, en ningún caso se puede confundir con tener titulaciones universitarias o una alta posición social, por ejemplo. En la Logia Pitágoras, como en el Triángulo Hércules, hay jardineros, médicos, empleados, periodistas, funcionarios (locales, autonómicos y estatales) abogados o albañiles… es decir, un fiel reflejo de la sociedad. Así como no se le exige a nadie que tenga, o deje de tener una creencia religiosa, tampoco se le pide nada al respecto de la formación. No sería lógico que una organización que trabaja por una sociedad en la que la Libertad sea la base, la Igualdad el medio y la Fraternidad el fin, hiciese distingos o fuese elitista. Quien hace eso, o piensa así, nunca puede considerarse francmasón.

 

¿La Masonería es una secta?

-No, en absoluto. Esto forma parte de las campañas de desprestigio a las que la Masonería se ha visto sometida desde su creación, hace más de 300 años. En Masonería no es fácil entrar (formularios a rellenar, varias entrevistas, etc) pero es tremendamente fácil salir. Con querer irse, es suficiente. Aquí predomina la razón y obviamente la democracia pura. No existen los dogmas, las deidades o cualquier cosa que esclavice al ser humano. Otra cosa muy distinta es que quienes quieren imponer el dogmatismo como forma de esclavitud nos vean como sus enemigos… y ahí sí tienen razón.

 

-Dicen de la Masonería que es antirreligiosa…

– En absoluto. Eso es rotundamente falso. Lo que sí rechazamos es cualquier afirmación dogmática, y dejamos a la apreciación de cada hermana o hermano sus creencias religiosas, o su no creencia, como profesar una fe, o no hacerlo. Bueno será señalar que numerosos miembros del Gran Oriente de Francia son creyentes y practicantes de distintas religiones, lo que no les impide defender la laicidad,a la que le concedemos una importancia fundamental; es decir, separar las cuestiones religiosas de las cuestiones de Estado. Para nosotros, es algo fundamental.

-¿Se hace política en las logias?

-Una vez más, un no tajante. Quienes integramos una logia del GODF formamos un colectivo de librepensadores críticos donde argumentamos y convivimos con otras opiniones, con el pensamiento propio, razonado, coherente.Entre quienes componemos el GODF, y en el seno de las instalaciones masónicas, está expresamente prohibido hacer proselitismo político, y más aún, polemizar con otros miembros. Ello no impide que algunos hermanos y hermanas pertenezcan a formaciones políticas de distinto color, y que incluso algunos de ellos sean personalidades destacadas de la política activa. Ahora bien, que el GODF no sea un partido político no impide, evidentemente, que se aborden temas sociales y de interés general.

HOMENAJE A LOS MASONES CEUTÍES EJECUTADOS POR DEFENDER EL IDEAL DE FRATERNIDAD

Alrededor de una decena de miembros del Triángulo Hércules de Ceuta han realizado en la mañana de hoy, en el cementerio de nuestra ciudad autónoma, un sentido homenaje a los masones ejecutados por el mero hecho de ser francmasones.

“Estamos hoy aquí, las mujeres y los hombres que formamos la masonería caballa del siglo XXI –aseguró uno de los presentes- para homenajear a nuestros hermanos que fueron asesinados por el mero hecho de trabajar por el ideal de Fraternidad. Además de nuestro muy conocido Hermano, Antonio López Sánchez Prados (nombre simbólico “Grecia”), otros 26 masones fueron asesinados por defender y luchar por una sociedad en la que la libertad fuese la base, la igualdad el medio y la fraternidad el fin. Su muerte no fue en vano –aseguró- porque si pensaron que estaban erradicando a la masonería con balazos y represión, lo único que hicieron fue sembrar esta tierra de Libertad, y nuestra presencia hoy aquí lo demuestra a la perfección”.

 

Escuadra y compás en la fosa común

Los miembros del Triángulo Hércules se detuvieron ante el mausoleo en honor al masón Sánchez Prados, en el que recordaron al francmasón más conocido de nuestra ciudad, y posteriormente depositaron una escuadra y un compás (símbolo de la Francmasonería) de flores en la fosa común que recuerda a quienes fueron asesinados por el mero hecho de tener un mundo nuevo en sus corazones.

 

Masones represaliados

En Ceuta, los masones asesinados fueron los siguientes:

Alberola Feced, José 02-03-1938

Alcántara Molina, Bartolomé 06-10-1936

Aragón Barras, Pascual 06-10-1936

Aragón Cobadeja, Aurelio 29-01-1938

Arderius Perales, Alfredo 21-08-1938

Arlándiz Marza, Vicente Agustín 02-07-1937

Baños Escolar, Jesús 06-10-1936

Bárcenas Solano, Lucas 06-10-1936

Bendahan Abecasis, Fortunato21-01-1937

Benhamú Benzaquén, Moisés 21-01-1937

Espinosa Acosta, José 27-08-1936

Fernández Hernández, Tomás 21-08-1936

González Raposo, Francisco 21-08-1936

Herrera Vera, Juan 21-01-1937

Lladó Asensio, Ramón 30-06-1937

López Sánchez Prados, Antonio 05-09-1936

De Lora Castañeda, Cristobal 16-08-1936

Montiel López, Andrés 27-08-1936

Morcillo Ibañez, José 27-08-1936

Ordóñez Ordóñez, Sebastián 15-08-1936

Pascual Abad, Manuel 21-08-1936

Pérez Alemany, Eduardo 06-04-1937

Pérez Muñoz, Manuel 21-01-1937

Rojo Montes, José 27-08-1936

Santiago Araujo, Enrique 21-08-1936

Seco Sánchez, Edmundo 15-06-1937

Valverde Soriano, David 21-01-1937

 

Muchísimos más fueron víctimas de la cárcel, el exilio o de unas represalias que estuvieron vigente hasta los años 60.

A todos ellos iba dirigido el homenaje de hoy 14 de abril de 2019.

FRANCMASONERÍA DEL SUR

La Francmasonería siempre ha tenido una fuerte implantación en el sur de España en general, y en Ceuta en particular. La importante implantación de la Masonería en tierras caballas está corroborada en el libro “Masonería en Ceuta. Origen, guerra civil y represión 1821-1936” del historiador caballa, Francisco Sánchez Montoya.

Principios tricentenarios

En la actualidad, en Andalucía las tres logias del Gran Oriente de Francia (Obediencia a la que pertenece el Triángulo Hércules de Ceuta) existentes fueron creadas por francmasones de las distintas provincias del sur y de Ceuta con un punto en común: todos se iniciaron en la Masonería adogmática y mixta en la Logia Constante Alona del Gran Oriente de Francia (GODF) en Alicante. Cabe resaltar que la apreciación de “mixta” no es baladí ya que algunas Obediencias no admiten en sus logias a mujeres, algo que desde el Triángulo Hércules (al que pertenecen varias Hermanas) se consideran del todo inentendible.

Sin embargo, los principios que animan estos francmasones del Sur de España y de Ceuta son los mismos que, hace más de 300 años, alumbraron la Revolución Francesa y, posteriormente lograron grandes avances para la sociedad. La educación pública, la seguridad social, la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU o el seguro de desempleo son algunos de los ejemplos del trabajo de los masones.

Así, la Masonería proclama la Fraternidad universal, inspirada en un espíritu pacifista, y el esfuerzo de quienes la integran se centra en borrar los prejuicios de todo tipo. Los Francmasones trabajan en desterrar conceptos como el de raza, o las distinciones convencionales de origen, nacionalidad o creencias, el fanatismo, la superstición o los dogmas.

La Masonería, desde sus inicios, lucha por el progreso pacífico y libre de los pueblos. Además, trabaja por el derecho eterno y universal por el cual toda persona debe desenvolverse libre e integralmente con todas sus facultades y concurrir al esfuerzo de todos para hacer del género humano una sola familia hermanada, unida por el amor, la ciencia y el progreso. Estos son los principios que se estudian y desarrollan en el seno de las Logias del Sur y del Triángulo de Ceuta, como en el resto de las estructuras masónicas del GODF.

De las ya mencionadas logias andaluzas, la primera en “encender sus luces” (denominación masónica para la inauguración oficial de una Logia) fue la de “Heracles” de Estepona (Málaga), el 23 de febrero de 2007. De esta forma renacía en Andalucía la masonería adogmática.

Tres años más tarde, el 28 de febrero de 2010, veía la luz la Logia Tartessos al Oriente de Sevilla y, finalmente, otros 3 años más tarde, el 28 de agosto de 2013, sería la Logia Pitágoras de Málaga la que “levantaría columnas” (otra denominación masónica para la inauguración oficial de una Logia) en la capital de la Costa del sol.

Por su parte, el Triángulo Hércules de Ceuta nació el pasado 20 de septiembre de 2018 bajo los auspicios de su Logia madre, la malagueña Pitágoras.

Cabe recordar que un Triánguloes una formación masónica que permite la reunión de hermanos y hermanas que todavía no pueden formar una logia, y que residan en un oriente(ciudad) alejado de su logia madre (en este caso, Málaga). Esta estructura posibilita que se mantengan los lazos de solidaridad y apoyo mutuo entre los hermanos y hermanas, al tiempo que también promueve la extensión de la masonería en Ceuta con el fin de formar una logia en un futuro no muy lejano. Así, los francmasones y las francmasonas de nuestra ciudad se reúnen de forma periódica para tratar, estudiar y debatir diversos temas.

 

Denominador común: tolerancia mutua

Aunque las tres Logias andaluzas y el Triángulo ceutí están lógicamente integrados por masones y masonas diferentes, todos tienen el mismo denominador común. Quienes integran la Masonería “conjugan” en primera persona el concepto de tolerancia mutua, por muy diversos que sean los planteamientos. De hecho, cualquier visitante que llegue a los locales del Gran Oriente de Francia en París se encontrará con esta frase del autor de “El Principito”, Antoine de Saint-Exupéry: “si no piensas como yo, Hermano mío, lejos de ofenderme, me enriqueces”.

Hoy, 12 años después del nacimiento de la primera Logia Masónica adogmática del Sur, el anhelo de la Francmasonería meridional española continúa siendo el mismo: construir, entre todos y todas y desde los ángulos más diversos, una sociedad en la que la tolerancia y el apoyo mutuo sean una constante.

Este es también el empeño del Triángulo Hércules de Ceuta, una formación masónica que se enmarca dentro de la tradición de la Francmasonería liberal, adogmática y mixta.

MASONERÍA EN CEUTA, PASADO Y PRESENTE

Dentro de unos días se llevará a cabo en nuestra Ciudad Autónoma una tenida (reunión masónica) de la logia malagueña “Pitágoras”, del Gran Oriente de Francia.

Esta tenida celebrará el inicio de trabajos del “Triángulo Hércules” de Ceuta, con la presencia de hermanos y hermanas de su logia madre, y ello tras muchos decenios de ausencia forzada. Este acto masónico por excelencia, viene a coincidir prácticamente en el tiempo con la presentación del imprescindible libro de Francisco Sánchez Montoya Masonería en Ceuta.La mencionada presentación de la obra de Sánchez Montoya, en torno a la masonería caballa, se llevará a cabo el próximo jueves, 29 de noviembre, a las 20:00 horas en la Biblioteca Pública del Estado “Adolfo Suárez”.

 

Masonería en Ceuta. Origen, guerra civil y represión, 1821-1936

Como ha explicado a “Entre Columnas” el historiador Francisco Sánchez Montoya, la historia de la masonería en Ceuta comienza en 1821, según se desprende del descubrimiento por parte del autor de la logia Antorcha de Ismael, y llega a su trágico fin con la sublevación militar de julio de 1936. Durante ese periodo fueron ocho los talleres fundados en Ceuta. La posterior represión tuvo como resultado 268 víctimas ceutíes, masones 27 de ellas, además de los numerosos encarcelados y exiliados.

Para poder llevar a cabo este magno trabajo, el historiador ceutí ha analizado una extensa información contenida en libros de actas, expedientes o correspondencia epistolar entre otros documentos estudiados.

Además, Masonería en Ceuta. Origen, guerra civil y represión, 1821-1936 incluye un apéndice reseñando la trayectoria masónica y profana de más de 200 integrantes de los talleres. El libro, de tapas duras, consta de 537 páginas, con más de 100 documentos y fotografías.

 

Presente masónico de Ceuta

Como se puede comprobar, los primeros pasos del “Triángulo Hércules” se desarrollan en el seno de una ciudad en la que la tradición masónica ha sido siempre muy importante. Para Luis Gámez Lomeña, Venerable Maestro de la Logia Pitágoras de Málaga (logia madre del Triángulo Hércules), “Ceuta siempre ha una sido muy importante en la historia de la francmasonería española, con nombres de hermanos ilustres reconocidos tanto por los masones como por la ciudadanía en general. Esto es algo que recoge perfectamente el libro escrito por Francisco Sánchez Montoya, una obra de referencia destinada a ser un libro de consulta obligado, tanto para masones como para profanos. Pero la masonería caballa también representa un vigoroso presente con la puesta en marcha del Triángulo Hércules de Ceuta, que ya cuenta con varios hermanos y hermanas. Un triángulo–explica el Venerable Maestro de la Logia Pitágoras- es una estructura masónica que permite la reunión de hermanos y hermanas que todavía no pueden formar una logia, y que residen lejos de su logia madre (en este caso, Málaga). Esta formación posibilitará –puntualiza Gámez Lomeña- el asiduo contacto personal y orgánico de los hermanos y hermanas de Ceuta, al tiempo que también promoverá la extensión de la masonería en esta ciudad con el fin de formar una logia. Elhecho de que precisamente miembros de este triángulo vayan a ser elevados a la maestría masónica en la tenida que celebremos aquí demuestra que la masonería de Ceuta no solo tiene pasado y presente, sino que tiene un sólido futuro por delante”.

 

Francmasonería adogmática y mixta

Cabe recordar que el triángulo Hércules se enmarca dentro de la tradición de la Francmasonería liberal, adogmática y mixta en una ciudad como Ceuta donde, hasta ahora y desde su creación en 1728, el Gran Oriente de Francia (GODF) no había tenido presencia alguna.

MASONERÍA, UN PRINCIPIO DE EMANCIPACIÓN

A principios del siglo XVIII, cuando cesa la construcción de templos y catedrales, se inicia la reconstrucción del ser humano y la reedificación de su conciencia. Es el nacimiento de la Masonería especulativa. Los fundamentos ideológicos de esta Francmasonería filosófica se basan en la práctica de una ética universal como lazo de unión entre todas las personas.

 

Borrar los fanatismos y los dogmas

La Masonería proclama la Fraternidad universal, inspirada en un espíritu pacifista, y el esfuerzo de quienes la integran se centra en borrar los prejuicios de todo tipo. Se trabaja en desterrar conceptos como el de raza, o las distinciones convencionales de origen, nacionalidad o creencias, el fanatismo, la superstición o los dogmas.

La Masonería, desde sus inicios, lucha por el progreso pacífico y libre de los pueblos. Además, trabaja por el derecho eterno y universal por el cual toda persona debe desenvolverse libre e integralmente con todas sus facultades y concurrir al esfuerzo de todos para hacer del género humano una sola familia hermanada, unida por el amor, la ciencia y el progreso.

 

Libertad, igualdad, fraternidad

Si algo define perfectamente lo que representa el ideal masónico, es el artículo I de la Constitución del Gran Oriente de Francia.

La Francmasonería, institución esencialmente filantrópica, filosófica y progresiva tiene por objeto la búsqueda de la verdad, el estudio de la moralidad y la práctica de la solidaridad; trabaja por la mejora material y moral, por la perfección intelectual y social de la Humanidad. Tiene por principios la tolerancia mutua, el respeto para con los otros y para consigo mismo y la libertad absoluta de conciencia.

Considerando las concepciones metafísicas como dominio exclusivo de la apreciación individual de sus miembros, rechaza toda afirmación dogmática.

Otorga una importancia fundamental a la Laicidad y tiene por divisa: Libertad, Igualdad y Fraternidad”.

Dicho de otra forma, desde la Francmasonería se entiende que se trabaja por una sociedad en la que la Libertad sea la base, la Igualdad el medio y la Fraternidad el fin.

En definitiva, el objetivo final es la emancipación del ser humano.

 

Tolerancia mutua

Quienes integran la Masonería “conjugan” en primera persona el concepto de tolerancia mutua, por muy diversos que sean los planteamientos. De hecho, cualquier visitante que llegue a los locales del Gran Oriente de Francia en París se encontrará con esta frase del autor de “El Principito”, Antoine de Saint-Exupéry: “si no piensas como yo, Hermano mío, lejos de ofenderme, me enriqueces”.

Ese es el principio de la Francmasonería: construir, entre todos y todas y desde los ángulos más diversos, una sociedad en la que la tolerancia y el apoyo mutuo sean una constante.

Este es también el empeño del Triángulo Hércules de Ceuta, una formación masónica que se enmarca dentro de la tradición de la Francmasonería liberal, adogmática.

                                                        

Contacto con la Masonería ceutí

Las personas interesadas en contactar, o que deseen más información, pueden hacerlo a través del siguiente formulario de contacto la siguiente dirección de correo electrónico: info@masoneriaceuta.com